Qué creemos. Nuestra base doctrinal y prácticas
La posición doctrinal de esta iglesia local se basa en las grandes doctrinas de la fe cristiana que las iglesias evangélicas han mantenido a través de los siglos. Por tanto:

  • Creemos que la Biblia es la Palabra de Dios, inspirada e infalible en sus documentos originales y por consiguiente de total credibilidad y suprema autoridad en todo lo que atañe a la fe y la conducta. (2ª Tim.3:16; 1ª Ped.1:21)
  • Creemos que hay un solo Dios, que ha existido eternamente en tres personas: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo. (Dt.6:4; Mat.28:19).

  • Creemos en la deidad de nuestro Señor Jesucristo, su concepción virginal, su vida sin pecado, sus milagros, su muerte redentora y vicaria, su resurrección corporal, su ascensión, su obra mediadora y su regreso corporal en poder y gloria. (Jn.1:1-2; Mat.1:18; Heb.4:15;Jn.20:30-31; Is.53:5; Rom.4:25; 1ªTim.3:16; Rom.8:34; 1ªTes.4:13-17; Mat.24:30).

  • Creemos en la pecaminosidad universal y la culpabilidad del hombre alejado de Dios que le acarrea la ira de Dios y la condenación. (Rom.3:23; Jn.5:24).

  • Creemos en el Espíritu Santo, que ilumina, regenera, bautiza a todo creyente en el Cuerpo de Cristo en el momento de creer, mora en su corazón y le santifica. (Jn.7:37-39; 16:8-11; Rom.8:14-15; 1ªCor.12:1).

  • Creemos en la justificación del pecador solamente por la Gracia de Dios, por medio del arrepentimiento y la fe en Cristo, crucificado y resucitado de los muertos. (Rom.1:16; 3:24-26; 5:1; Hch.4:12; Tit.3:5; Gal.3:22).

  • Creemos en el sacerdocio de todos los creyentes, que en la unidad del Espíritu Santo constituyen la Iglesia Universal, el Cuerpo del cuál Cristo es la Cabeza, comprometidos con el mandamiento de su Señor a la proclamación del Evangelio a todo el mundo. (Ef.4:3-6,15-16; 1ªCor.12:13).

  • Creemos en la resurrección corporal, tanto de los salvados como de los perdidos. Los unos para vida eterna y los otros para condenación eterna. (1ªCor.15:51-53; Jn.5:28-29; Apc.20:11-15).

  • Creemos que la meta de cada cristiano es crecer en madurez espiritual por medio de la obediencia a la Palabra de Dios y por el Espíritu Santo que habita en el.


  • Las prácticas de esta iglesia están de acuerdo a las enseñanzas del Nuevo Testamento, y consecuentes por tanto a la doctrina anteriormente expuesta:

  • Practicamos el bautismo de los creyentes por inmersión, bajo confesión personal de fe.

  • Practicamos el partimiento del Pan, el primer día de la semana, como conmemoración de la muerte y resurrección del Señor Jesús, recibiendo a esta Mesa a todo creyente de buen testimonio.

  • Practicamos el reconocimiento de hermanos como Ancianos y pastores en la iglesia local, conocedores de la Sagrada Escritura y de conducta intachable, tanto por su celo por el Señor y su Palabra, como por el cuidado del Pueblo de Dios.

  • Practicamos el principio de libertad y autonomía de la iglesia local manteniendo un espíritu fraternal y de ayuda mutua, espiritual y material, entre la iglesia local y las que mantienen las mismas doctrinas de acuerdo con el Nuevo Testamento.

  • ©2011 Iglesia Evangélica de Amara | Todos los derechos reservados.